4 pasos para realizar la planificación financiera en tu empresa

Cada vez la Planificación Financiera logra ser vista con más importancia al interior de las organizaciones, desde las más grandes hasta las más pequeñas empiezan a entender la dinámica y la profundidad que tiene esta, para la sostenibilidad del negocio y para lograr un crecimiento proporcionado y rentable para los accionistas que emprenden  nuevos proyectos. No sin antes advertir de la necesidad que tiene la gestión de los riesgos inherentes al desarrollo de los mismos.

Se debe contemplar la idea de realizar un análisis financiero de la operación de la organización y una proyección financiera de corto plazo, con el fin de analizar e identificar las principales variables de impacto en la caja y el valor. De esta forma mejorarás tu proceso de planificación y la ejecución de tus objetivos empresariales.

Hemos creado una herramienta con la finalidad de que calcules el diagnóstico general del estado de tu negocio financieramente, donde  te daremos algunas recomendaciones a seguir de acuerdo con el resultado que obtengas.

A continuación, te presentamos una serie de pasos que consideramos que son necesarios para mejorar tu proceso de planificación financiera:

Paso 1: Conoce tu empresa

En la primera fase de la Planificación Financiera se debe tener una etapa de diagnóstico empresarial donde se logre contextualizar la empresa en su entorno, revisando las tendencias en el sector y del negocio específico que desarrolla la organización, teniendo en cuenta los principales riesgos del negocio y potenciales impactos en el ámbito financiero, se debe al mismo tiempo lograr la dimensión del negocio en el contexto general: conocer cómo funciona la empresa, por sus inversiones, su capital, nivel de ventas, número de trabajadores e instalaciones, liderazgo, tradición, entre otros aspectos que deben utilizar la información que al interior de la empresa poseen sus ejecutivos y fuentes públicamente disponibles.

Paso 2: Conoce tus finanzas

Una vez realizado el diagnóstico empresarial se debe emprender un diagnóstico financiero que permita conocer la situación actual e histórica de la compañía. Para este fin se debe evaluar toda la información e indicadores básicos financieros que podrían tener impactos positivos o desfavorables en el análisis, revisar tendencias asociadas al manejo financiero y conocer el perfil de riesgo  histórico de la compañía.

En esta etapa se suele utilizar toda la información de estados financieros o cualquier otra que la empresa posea disponible a la fecha.

Paso 3: Conoce tus necesidades futuras de caja

Posteriormente, se debe hacer una proyección de la estructura de caja donde se debe evaluar las perspectivas futuras y proyectar financieramente los flujos de caja esperados del negocio para los años siguientes, de acuerdo con las perspectivas de la Gerencia y la estrategia de la compañía.

En este mismo paso, se deben determinar los requerimientos de capital y los excedentes que puedan generarse en la operación, que parte de la información obtenida en el diagnóstico y es complementada con una simulación de elementos asociados a las tendencias macroeconómicas, del sector y específicas del negocio. Esta información permitirá conocer algunas de las necesidades futuras de la empresa en términos financieros con el fin de que puedan orientarse los esfuerzos en la operación y el desarrollo de nuevos negocios y evaluarse la viabilidad de nuevos proyectos.

Recuerda: Es importante aclarar que el nivel de detalle en las proyecciones que se realicen dependerá en gran medida en la información disponible en la compañía. No siempre es necesario realizar proyecciones a un amplio nivel de detalle, pues puede desgastarte mucho en términos de tiempo. Una vez conozcas las generalidades del escenario planteado y definido en términos financieros, ahí si debes dedicarte a proyectar tus cifras con mayor nivel de detalle.

Paso 4: Analiza tus resultados y toma decisiones

Para terminar, con la información previamente evaluada, es necesario realizar un análisis y deben obtener recomendaciones a partir de los resultados de la caja disponible de la empresa con relación a sus requerimientos.

También, es necesario analizar las cifras en términos de la capacidad de crecimiento de la empresa y de emprender nuevos negocios, recomendaciones pertinentes con respecto a las fortalezas que deben continuar siendo potenciadas, posibles mejoras, riesgos y oportunidades del negocio, necesidades futuras de búsqueda de posibles inversionistas, capital semilla, entre otros.

Estos son algunos pasos que te ayudarán a tener una buena planificación financiera, esperamos que te sean de gran utilidad para tu empresa y consultes otras metodologías que te  servirán en ello.

Hemos creado una herramienta con la finalidad de que calcules el diagnóstico general del estado de tu negocio financieramente, donde  te daremos algunas recomendaciones a seguir de acuerdo con el resultado que obtengas.

¡Anímate a hacerlo!

SuGerencia Consultores le da + valor a su negocio